ACTIVOS
Claves
Poltica de Calidad
lunes, 29 de abril de 2019 | Empresas Asociadas

España tras las Elecciones Generales del 28 de abril

El 1 de junio de 2018 Pedro Sánchez del Partido Socialista Obrero Español centro-izquierda, alcanzó la Presidencia del Gobierno tras prosperar la moción de censura presentada contra el hasta entonces presidente, Mariano Rajoy, del Partido Popular centro-derecha. Durante los nueves meses en los que Sánchez ha liderado el Ejecutivo la producción legislativa se ha visto limitada a terminar algunos proyectos que ya se encontraban en tramitación y, sobre todo, a legislar a través de Reales Decretos-leyes, una herramienta legislativa que en el ordenamiento jurídico español está reservada a asuntos de urgencia.

El rechazo del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 la principal ley que tiene que aprobar anualmente cualquier Gobierno en España el pasado febrero rompió la posibilidad de que la mayoría que se unió en la moción de censura construyera un proyecto propio con vocación de completar la legislatura. PSOE y Unidos Podemos firmaron un proyecto de Ley que no consiguió el apoyo de los dos partidos independentistas catalanes, PDeCAT y ERC.

El 2 de diciembre, la aparición de Vox extrema derecha como fuerza en el Parlamento de Andalucía cambió las tendencias electorales en España. Su auge en Andalucía, la región más poblada de España, se debió principalmente al debate de identidad nacional y la inmigración. En estas elecciones, un porcentaje elevado del votante de izquierda se abstuvo facilitando que los tres partidos de la derecha española PP, Ciudadanos y Vox pusieran fin a más de 35 años de Gobierno socialista.

La posibilidad de que este pacto se volviera a producir a nivel nacional ha provocado una gran movilización de los votantes de izquierdas. Al PSOE este debate le situaba en una posición cómoda ya que tapaba la polémica sobre las negociaciones con los partidos independentistas, tema que dividía a sus votantes y podía llevarles de nuevo a la abstención.

El fracaso con la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado provocó que el día 15 de febrero Pedro Sánchez anunciara la convocatoria de elecciones para el día 28 de abril y, dos semanas más tarde, el 1 de marzo, disolvió las Cortes.

Informe completo haciendo clic aquí